Alimentación de los caballitos de mar

Gracias al hocico tan largo que tiene, el caballito de mar es capaz de consumir sus alimentos con facilidad. Come lentamente y puede dedicarle gran parte del tiempo  a ello diariamente. El camarón de salmuera constituye una de sus principales fuentes de alimentación debido a que suele ser muy abundante en algunas zonas donde habita. También se alimenta de pequeños crustáceos que se encuentran flotando en la superficie del agua, o de invertebrados y larvas de peces que son nativas de un hábitat en particular. Generalmente el caballito de mar no tendrá problemas para encontrar comida suficiente en su medio natural.

caballito en aguas turbulentasLos hipocampos tienen una gran capacidad para mezclarse perfectamente con el entorno, siendo este un mecanismo que aprovechan para esperar con paciencia la llegada de sus presas sin ser vistos. Una vez que el caballito de mar realice su emboscada, la presa tendrá pocas posibilidades de escapar. Lo que puede resultar interesante es que el caballito de mar no tiene estómago, por eso es que come casi todo el tiempo ya que el proceso de digestión ocurre rápidamente. Además no tiene dientes, se traga los alimentos íntegramente, siempre y cuando quepan en su hocico.

En cautiverio los caballitos de mar consumen muchos alimentos congelados, los cuales  están especialmente diseñados para asegurarse de mantenerlos saludables, incluso algunos de estos alimentos contienen antibióticos. Alimentar a los caballitos de mar sobre una base regular puede ayudar a evitar bacterias o infecciones a las que ellos son propensos y como resultado, vivirán más saludables y durante más tiempo.

Si por el contrario usted decide darles de comer alimentos vivos, deberá tener algunas cosas en mente. En primer lugar, ellos comen despacio, deberá asegurarse de que tengan lo suficiente como para seguir comiendo, incluso en su ausencia. En segundo lugar, si les da de comer pescados, asegúrese de que sean especies que no se comen unas a otros, evitando que los caballitos de mar se queden sin alimentos suficientes para sobrevivir.

Se cree que la mejor forma para proporcionarles los alimentos es el empleo de estaciones de alimentación. La idea es muy básica y le ayudará a satisfacer las necesidades de su caballito de mar, pues una bandeja colocada en las corrientes del agua no será un problema para ellos, en su lugar, será capaz de proporcionar alimentos con la frecuencia requerida. Debe tratar de alimentar a los caballitos de mar a la misma hora cada día, usted verá como memorizan esta rutina rápidamente. Ellos pueden estar esperando ansiosamente alrededor de la bandeja minutos antes de que usted llegue allí.

Siempre es prudente asegurarse de saber hasta qué punto los caballitos de mar necesitan comer. Los adultos deben comer más que los jóvenes y los machos que portan huevos necesitarán más alimentos que los que consumían anteriormente.