Hábitat de los caballitos de mar

El caballito de mar o hipocampo habita en muchas zonas alrededor del mundo, fundamentalmente en toda América del Norte y del Sur. Normalmente se encuentra en aguas tropicales poco profundas y de temperaturas muy calientes, viviendo entre los corales, algas y manglares. Se conoce además que en Europa los caballitos de mar residen en el estuario del Támesis y que muchas de las especies más grandes viven en el mar Mediterráneo.

caballito de frenteExisten especies de caballitos de mar que se caracterizan por ser muy territoriales. Los machos suelen tener alrededor de 11 metros cuadrados de territorio y las hembras tienen hasta 1.100 metros cuadrados. En muchas regiones, este hábitat se vuelve cada vez más pequeño.

Si se tiene a un caballito de mar en cautiverio, su hábitat se verá reducido a un gran estanque. Este cambio le provocará altos niveles de estrés y por tanto, una tasa baja de supervivencia. Mientras más joven sea este, más posibilidades tendrá de adaptarse pues aun no está acostumbrado a la inmensidad del mar. Como resultado, aquellos que habitan en un área determinada se convierten en criaturas agresivas, estresadas y propensas a mayor número de enfermedades, siendo este comportamiento agresivo la señal de que están en busca de una pareja con la que puedan aparearse o que simplemente están luchando por territorio y alimentos.

Para los caballitos de mar que habitan en su entorno natural, el coral ofrece un lugar perfecto para descansar. Aproximadamente el 25% de ellos pasan gran parte de sus vidas refugiados en el coral, bien agarrados entre las pequeñas grietas. La versatilidad de los caballitos de mar y su entorno natural resulta en ocasiones algo muy impresionante. Algunos profesionales se dedican a reparar con coral artificial aquellas zonas acuáticas donde los arrecifes coralinos han sido dañados. El objetivo es ayudar a los caballitos de mar y a otras criaturas a mantener las condiciones que garantizan su supervivencia.

caballito de mar acuarioLos caballitos de mar generalmente habitan en aguas casi estancadas o de movimientos lentos, lo que se debe a su escaza habilidad para nadar. Frecuentemente tienen que quedarse anclados al coral o a las algas para poder descansar. Las tormentas son una de las principales causas de muertes en la población de caballitos de mar pues estas condiciones climáticas pueden alterar drásticamente el entorno, causando fuertes movimientos en las aguas y por tanto, gran número de muertes por agotamiento.

Otro factor que continua poniendo a estas criaturas en peligro es la contaminación del agua en que habitan. Debido al volumen de la pesca comercial, así como a la caza con fines medicinales, millones de ellos son removidos de su hábitat natural cada año.
Las redes de pesca pueden cubrir amplias áreas donde se sabe que vive el caballito de mar y diariamente se extrae un gran número de ellos, siendo a menudo machos que llevan los huevecillos de donde ya no podrán nacer sus crías.  Algunos pescadores al ver a los machos con el vientre hinchados, intentan devolverlos al agua, sin embargo esto no siempre se hace a tiempo. Cuando los caballitos se ven atrapados en una red pierden el acceso a sus puntos de anclaje, no pueden descansar y por tanto, se agotan rápidamente.

Aproximadamente el 50% de la población mundial de caballitos de mar disminuyó de 1990 a 1995, debido a una combinación de factores naturales y humanos.  Fue en este período en el que muchas especies quedaron en grave peligro de extinción.